Ingredientes básicos de pastelería: el azúcar

Con el artículo de hoy comienzo un nuevo ciclo de ingredientes básicos en pastelería: los endulzantes. Como ya sabes, el endulzante más utilizado tanto en productos industriales como en productos de venta en hornos tradicionales, es el azúcar blanco.

Este azúcar le aporta cualidades muy buenas al producto en cuanto a sabor y textura, pero es terrible para la salud.

A continuación, hablaré de cuál es la función del azúcar blanco en pastelería, cómo afecta a tu salud y cuáles son los ingredientes que puedes emplear para eliminarlo de una vez por todas de tus postres.

 

FUNCIÓN DEL AZÚCAR BLANCO EN PASTELERÍA

 

Una de las principales funciones del azúcar blanco es, obviamente, la de aportar sabor dulce a los postres. No obstante, tiene otra serie de funciones por la que es bastante apreciado en pastelería:

  • Retiene la humedad de los alimentos en el horno
  • Impide que se formen grandes cristales de hielo en la elaboración de los helados
  • Actúa como conservante en mermeladas y confituras
  • Tiene la propiedad de caramelizar
 

En cuanto a nosotros, la principal función que tiene el azúcar en nuestro organismo es el aporte energético. De hecho, la glucosa es el principal combustible de nuestro cerebro, y ese puede ser el motivo por el que éste asocia la sensación dulce con placer, incitándonos a consumir alimentos ricos en azúcares al percibirlos como una buena fuente de energía.

 

¿CÓMO INFLUYE EL AZÚCAR EN TU SALUD?

 

Lo que ocurre es lo siguiente. Por un lado, que el azúcar no te aporta ningún nutriente, sino solamente energía. De ahí que se diga que es una fuente de calorías vacías.

Y por otro lado, el placer que te produce el consumo de azúcares te lleva a consumir normalmente más energía de la que realmente necesitas para desarrollar tu actividad diaria, dejando de lado otros alimentos más nutritivos que son fundamentales para garantizar tu salud a largo plazo.

De hecho, este consumo exagerado de azúcares puede derivar en enfermedades como la diabetes o la obesidad.

 

QUÉ ES EL ÍNDICE GLUCÉMICO

 

El Índice Glucémico (IG) mide la capacidad que tiene un alimento de elevar el contenido de glucosa en la sangre después de haberlo consumido.

Conocer este dato es muy importante si eres diabético porque debes controlar la concentración de glucosa en sangre para evitar problemas graves de salud.

Pero también es un dato muy interesante si no eres diabético porque los alimentos con un alto IG provocan picos altos de glucosa en sangre de forma muy rápida, y cuando estos picos bajan es cuando sentimos la necesidad de consumir más azúcar e, incluso, ansiedad por la comida.

Lo ideal es disminuir el consumo de alimentos con un alto IG y optar además por hidratos de carbono complejos que te van a proporcionar energía durante más tiempo y que suelen ser más nutritivos.

Y hablando de hidratos de carbono…sé muy bien que éste es uno de los temas que más te preocupa en tu alimentación, así que tranquila porque muy pronto dedicaré un post enterito a hablarte de ellos ^^

Los niveles de IG son los siguientes (Fuente: http://www.montignac.com):

  • IG Alto: > 50
  • IG Medio: 35-50
  • IG Bajo: < 35
 

El IG del azúcar blanco tiene un valor muy alto (70), así que vamos a desterrarlo de nuestra dieta ya.

 

SUSTITUTOS DEL AZÚCAR BLANCO

 

Afortunadamente, existen otros ingredientes, y otros azúcares más naturales y más nutritivos que puedes utilizar para endulzar tus postres y realzar su sabor de una forma más saludable. Algunos de estos sustitutos son:

  • Otros azúcares: miel, panela, sirope de ágave, azúcar de coco, estevia.
  • Frutas frescas y frutos: compota de manzana, plátano maduro, dátiles, pasas.
  • Especias: vainilla, canela, cardamomo, etc.
  • Otros ingredientes: agua de azahar, leche de coco.
 

En los próximos artículos hablaré con más detenimiento de cada una de estas alternativas, cuáles son las propiedades que aportan y cuál es su índice glucémico para saber si son aptos o no para diabéticos.

 

Espero que el artículo de hoy te haya resultado interesante  y te animes a experimentar con otros tipos de azúcares en la cocina. Ahora cuéntame…

 

¿HAS PROBADO YA A SUSTITUIR EL AZÚCAR BLANCO EN TUS POSTRES?

¿CON QUÉ PROBLEMAS O DUDAS TE HAS ENCONTRADO A LA HORA DE HACERLO?

 

Un abrazo y hasta la semana que viene.

 

SUSCRÍBETE Y DESCARGA AHORA GRATIS MI GUÍA BÁSICA PARA HACER POSTRES SALUDABLES


 

1 comentario

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *