5 alternativas a la harina de trigo refinada (opciones con gluten)

Si has llegado hasta este artículo, entonces estamos de acuerdo en que la harina de trigo refinada no es la mejor opción para incluir en tu alimentación. Lamentablemente, es la harina más utilizada, tanto en productos industriales, como en los productos de venta en hornos tradicionales.

Por ello, en el artículo de hoy, te muestro una amplia gama de harinas que puedes emplear para desterrar por completo la harina de trigo refinada de tu dieta, y puedas preparar tus propios postres caseros, más saludables y más nutritivos.

 

En el articulo de hoy sólo hablo de las opciones con gluten. Si eres celiaco, te interesará leer los próximos post en los que hablaré de todas las opciones SIN GLUTEN ^^. Ahora vamos con las opciones de hoy:

 

1. HARINA DE TRIGO INTEGRAL

La harina de trigo es la más empleada en pastelería y panadería por su alto contenido en gluten. De ella hablo más extensamente en este artículo. No obstante, la harina refinada está desprovista de la fibra, vitaminas y minerales que normalmente contienen los granos del cereal. Por ello, es mucho mejor optar por una harina de trigo integral, ya que es mucho más completa a nivel nutricional.

 

2. HARINA DE CENTENO

El centeno no es precisamente el cereal más popular en pastelería (aunque sí en panadería). Esto se debe al color oscuro que confiere a la masa, a su sabor característico al que no estamos acostumbrados y, sobre todo, a su bajo contenido en gluten, por lo que se obtienen bizcochos más compactos.

No obstante, es un cereal más rico en nutrientes y en fibra que el trigo y que, debido a su composición, aporta una mayor sensación de saciedad y regula nuestro apetito. Todas buenas razones para emplear esta harina en lugar de la harina de trigo refinada. En cuanto al sabor, es una cuestión de educar al paladar, al final te acostumbras y te encanta.

A la hora de elaborar y adaptar una receta de pastelería, te recomiendo que no sustituyas toda la harina de trigo por harina de centeno, sino que emplees una combinación de harinas. De esta forma, te quedará una masa mucho más rica y menos compacta que si utilizaras solamente harina de centeno.

 

3. HARINA DE ESPELTA

Sin duda, mi preferida a la hora de elaborar postres (con gluten).

La espelta, también llamada escanda, es uno de los cereales más antiguos y destaca por su alto valor nutritivo. Esta harina es ideal para repostería por su sabor ligeramente dulce, con un sutil toque de nuez.

Yo empleo la opción semi-integral que encuentro en la tienda donde normalmente compro las harinas, porque la textura del bizcocho resultante es más agradable y esponjosa que si empleara solamente la versión integral. Si tú no encuentras esta opción, puedes comprar la harina de espelta blanca e integral por separado, y hacer una mezcla de ambas con mayor proporción de la harina integral.

A la hora de adaptar una receta, debes tener en cuenta que la harina de espelta absorbe menos agua que la harina de trigo. Por lo tanto, a la hora de sustituir la cantidad de harina de trigo de una receta por harina de espelta, tienes que poner unas dos cucharadas más de harina de espelta por cada taza de harina de trigo. Esto de forma general, aunque no es una ciencia exacta, así que lo mejor es que emplees tu cocina como laboratorio de experimentos ^^

1 taza harina de trigo = 1 taza + 2 cucharadas harina de espelta

 

4. HARINA DE KAMUT

Al igual que la espelta, el kamut es uno de los cereales más antiguos, y sus propiedades son muy parecidas, muy energético y nutritivo. En realidad, el nombre del cereal es khorasan y kamut es sólo el nombre con el que se ha comercializado, así que no te extrañe ver en algún comercio “pan de khorasan”.

Esta harina va muy bien en repostería por su textura fina y su ligero sabor dulce.

 

5. HARINA DE AVENA

Y por último te hablo de la harina de avena, que aunque es un cereal que no contiene gluten de forma natural, lo he incluido en este artículo de opciones con gluten porque suele llegar al mercado con trazas del mismo. Por ello, si eres celíaco, debes asegurarte de comprar una avena que esté certificada como “libre de gluten”.

La avena también es conocida por sus propiedades nutricionales:

  • hidratos de carbono de liberación lenta, por lo que no provoca picos de azúcar en sangre
  • la mayoría de las grasas que contiene son insaturadas (grasas buenas)
  • y es muy rica en fibra, lo que a su vez contribuye a favorecer la sensación de saciedad
 

Esta harina es ideal para preparar galletas, magdalenas y bizcochos debido a su textura fina y a que otorga un ligero sabor dulce, por lo que puedes reducir la cantidad de endulzante de tu postre. Si bien para las galletas puedes utilizar sólo harina de avena, te recomiendo combinarla con otras harinas a la hora de elaborar masas bizcochadas para conseguir una buena estructura y una mayor esponjosidad. También se emplea mucho para preparar gachas.

 

Y hasta aquí todas las alternativas (con gluten) a la harina de trigo refinada que tienes a tu disposición. Te recomiendo que, en la mayor medida de lo posible, se trate de harinas integralesecológicas para beneficiarte al máximo de todas sus propiedades.

Espero que te haya gustado el post de hoy y, si es así, por favor compártelo para que le llegue a más gente a la que también le pueda interesar.

Un abrazo y nos vemos en el siguiente artículo. ¡Ciao!

Raquel

 

Bibliografía consultada:

Veganizando. Acceso Internet: http://www.veganizando.com/2012/03/28/la-pasteleria-vegana-la-harina-capitulo-ii/

La espelta, un cereal antiguo con grandes propiedades. Acceso en Internet: http://www.directoalpaladar.com/ingredientes-y-alimentos/la-espelta-un-cereal-antiguo-con-grandes-propiedades

Fuente de la foto de portada: shutterstock

 

SUSCRÍBETE Y DESCARGA AHORA GRATIS MI GUÍA BÁSICA PARA HACER POSTRES SALUDABLES


 

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *